Atrapados en Chetumal

¿Qué onda rayo, todo listo? – – ya merito!

… pero ¿que cree, señora?

¿Que no está listo?

Sí, pero deme tantito…

Después de suficientes repeticiones del mismo diálogo, se hizo evidente que hoy no saldríamos de Chetumal.

Tomó 6 horas arreglar la ventana eléctrica y cambiar los faros… Estamos comenzando a pensar que el “rayo” tiene una connotación en la cosmovisión Maya diferente a la que habíamos asumido…

Igual aprovechamos para ir avanzando en nuestros pendientes con la camper. Cris se batió en dura batalla con el sofá, y lo dejó como nuevo.

En uno de los primeros posts les explicamos que el principal enemigo de los viajeros en camper es el agua. Hoy aprendimos de los compañeros indispensables del viajero en esa lucha.

La silicona y el aflojatodo. Este último parece un producto sacado de un libro de Harry Potter, aflojando hasta los tornillos más oxidados. Hoy Rodrigo se encaramó en el techo a sellar goteras con silicona. Esperemos al agua para comprobar si tiene tanto oficio como presume.

Mañana, ya con la camper en óptimas condiciones, salimos sin duda para la reserva Calakmul (Campeche), primera parada rumbo a Palenque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s