Peripecias al volante

Ayer arrancamos el día 25 de esta aventura. Sin muchas expectativas, nos dirigimos a las ruinas de Toniná. Sí, más arqueología Maya.

La sorpresa fue mayúscula al descubrir la grandiosidad de esta ciudad. Con un enfoque claramente guerrero, estos güeyes dominaron la región y acabaron con el dominio de Palenque. Las ruinas fueron descubiertas apenas en 1980, así que no son tan famosas aún. La verdad, no habíamos oído de ellas antes de ir.

Lo bueno de su poca fama es que hay pocos turistas, por lo que aún permiten ingresar dentro de las pirámides, y eso resultó impactante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pudimos ver realmente como vivían: sus habitaciones, camas, salas de reuniones, sus sistemas de ventilación, y hasta los baños con acueductos y desagües.

En todas las visitas a ruinas preguntamos por qué fueron abandonadas las ciudades. Aunque no hay certeza, todo indica que fue una combinación de sobre-explotación de la naturaleza, y revoluciones generadas por altos impuestos… Cualquier parecido al mundo contemporáneo…

Luego de esta sorpresa, nos dirigimos a San Cristóbal de las Casas, la antigüa capital de Chiapas. Nos habían dicho que en los 220 Kms entre Palenque y San Cristóbal hay 320 topes (policías acostados o rompemuelles). Creímos que era una exageración, pero no, hay 2 ó 3 en cada curva cerrada, a la entrada y salida de cada pueblo… Y al frente de cada negocio. Así que nos tomó casi 3 horas recorrer 80 Kms.

https://www.relive.cc/view/rt10003600159

Llegamos a salvo para enfrentar un gigante reto de conducción. San Cristóbal es una ciudad colonial con hermosas y pintorescas calles empedradas.

Y como ven en las fotos, angostas!

Era como manejar un camión de Coca Cola por el centro de Cuzco. Cris se graduó de camionera. Pudo haber sido con honores, si no fuera porque se atravesó el retrovisor de un vecino. Por suerte Rodrigo negoció rápidamente el “enchulado total de la máquina”… Pero es que el trancón que armamos era digno de Bogotá a las 6pm.

Llegamos a un muy buen lugar, que hasta agua caliente tiene (y con presión, anota Cris).

Hoy paseamos por la ciudad, e hicimos el típico “city tour”.

Mañana visitaremos San Juan de Chamula. Y luego probablemente sigamos al cañón del Sumidero… O quién sabe, porque este climita templado es amañador

(destornilladores para cerrar la noche)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s