Todo lo que puede salir mal… (días 58 y 59)

… Saldrá mal, pero sobreviviremos.

Ayer nos levantamos con la firme intención de salir en busca de agua, pues se nos había acabado, y seguir para Cerritos, una playa con olas más adecuadas.

Pero nuestra rutina de escape se vió afectada por el toldo. ¿Recuerdan ese toldo que abrimos por primera vez?

Pues había que guardarlo. Con tan mala suerte que se trabó. Mike, nuestro vecino, que además de surfista es pescador profesional de salmón en Alaska, nos echó una mano. Tenía una caja de herramientas digna del Gato Félix, y la habilidad de mecánico del que le toca arreglar un barco en altamar para sobrevivir.

Pero toda la habilidad y esfuerzo no fue suficiente. Así terminó el toldo

Enrollado sobre el techo. Pero la generosidad e ingenio de Mike nos permitió arrancar viaje. Ya luego veremos como arreglarlo.

Fuimos al pueblo a recoger la ropa de la lavandería y a hacer mercado. Todos Santos tiene un “feeling” parecido al de nuestra querida Punta Hermosa. Los surfistas, los locales y los “veraneantes” (que vienen huyendo del invierno del norte) conviven en un pueblo sencillo, donde no hay centros comerciales, ni supermercados, pero sí algunos restaurantes para todos los presupuestos, eso sí, ninguna cadena de comida rápida.

Ah! Y hotelitos, incluyendo uno que los locales afirman que inspiró a “The Eagles”, pués tiene fantasma abordo.

Llegamos al camping que debía proveernos de agua e instalaciones maravillosas para encontrar que además de feo y caliente, no nos recibían sino nos quedábamos 3 noches.

Pero como todo mal trae su remedio, encontramos un Pemex en el que nos surtieron de agua, gasolina y unas cervezas para llevarle a Mike. Porque nos regresamos a la misma playa a pasar por la noche (La Pastora).

Llegamos entusiasmados con el prospecto de una refrescante ducha, pues teníamos agua, al abrir la puerta del baño, descubrimos que el arreglo que le hicimos a su techo nos había fallado.

El enjambre de moscos lo evidenció. Luego de convertir al pequeño baño en una cámara de gases con el mortal Raid, quedamos listos para el duchazo.

Pero ¿qué creen? ¡La bomba no funcionaba!

Gracias a Ricardo, ex-marino compañero de colegio de Rodrigo, encontramos un mecánico que nos la cambiaría el lunes (era sábado) si regresábamos a La Paz.

Así que recurrimos a nuestra principal herramienta para arreglar desperfectos: YouTube. Sorprendendemente, ¡lo logramos! – – hubo duchazo, así fuera de noche.

Y cerramos el día con una caída del sol que anunciaba un gran día se playa para el siguiente día.

La sesión de surf de hoy estuvo divertida, aunque algo accidentada.

Alguien preguntó que pasaba si la pita de la tabla se enreda en un pie. Esto normalmente sólo ocurre cuando la ola es muy fuerte

Y usualmente como consecuencia de algo como un épico tubo fallido.

Y con esto, a Rodrigo se le emparejaron las quimbas: la izquierda por cuenta de la Raya de Mahaual, y la derecha cortesía de la pita.

… Pero tranquilos el artista sobrevivió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s