Días 78 – 80 ¡Triunfando en Hollywood!

Primero que todo, pedimos disculpas por la demora en “postear”, pero es que hemos estado muy ocupados. Tenemos nuevas estrellas en el reparto.

Nuestros sobrinos Olivia y Samuel Francisco (“Pachito IV”) se unieron a la aventura por unos días, incluyendo a sus asistentes/valets (y padres).

Estas nuevas estrellas llegaron con exigencias. Costó trabajo, pero Olivia parece satisfecha con su camerino.

Hubo tiempo luego para recorrer L.A. Pudimos constatar que el tráfico es tan malo como dicen… ¡incluso en domingo!

El sábado (abril 13) fuimos a Santa Mónica y al museo Getty con Olivia.

Del muelle de Santa Mónica nos llamó la atención que hay muchos más turistas de los que aparecen en las películas.

Del museo Getty nos impresionó la arquitectura y la vista. La colección de muebles franceses del s. XVIII nos divirtió mucho. Pero el CANDELABRO GALLE con pecera nos pareció la máxima evidencia de que el estilo traqueto-kisch tiene fuertes bases históricas.

Sí, lo de abajo es una pecera

El domingo nos aventuramos los dos solos por las salvajes autopistas angelinas. Nos pareció que necesitábamos algo diferente a la camper para movernos al estilo Hollywood.

Cortesía de Carlos Alberto, nos hicimos a un convertible. Pero Murphy estaba a la vuelta de la esquina.

Solucionado el inconveniente, y luego de tres salidas equivocadas en la autopista, logramos llegar al “Walk of Fame” de Hollywood Boulevard.

No fuimos a ver el letrero de Hollywood porque nos pareció muy boleta (Naco, Huachafo).

Luego seguimos a Malibú por una muy escénica carretera.

Bonita la playa, simpática la gente haciendo longboard, pero los salvavidas no se parecen a los de Guardianes de la Bahía. Ante la ausencia de Pamela y Mitch, seguimos para Venice Beach por la famosa Pacific Coast Highway, y llegamos a tiempo para la caída del sol.

Dormimos en un hotelito en la playa y el lunes recorrimos los canales del que nos parece el barrio más hipster que hemos visitado

Y seguimos por la PCH: Redondo, Hermosa, Long Beach hasta Huntington Beach… Todos esos nombres que uno oye en el cine y la tv.

En el camino, hasta vimos una iglesia para surfistas… ¡Qué buena idea!

Al final del día, llegamos de regreso a Irvine para unos entretenidos drinks y cena con nuestros anfitriones y sus amigos.

El martes regresamos a México, pero eso es historia para el próximo post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s