Dia 16 Chetumal y el Regreso de la Mesa Mágica

Esta mañana amaneció lloviznando en Buenavista, Bacalar. Duro porque nos encerramos en la camper sin Internet por un par de horas.

Al salir el sol, Cris aprovechó para echarse un chapuzón en el lago. Por gracia de la mantaraya, Rodrigo sólo pudo hacerle barra.

Hacia mediodia tomamos rumbo a Chetumal, y nos detuvimos a almorzar en la laguna Bonanza

Chetumal es donde por primera vez conocimos y manejamos la camper. Así que recorrer sus calles fue un poquito nostálgico. Aquí fue donde esta aventura comenzó a volverse realidad.

Paramos en el Chedraui a hacer mercado. Y ¡oh sorpresa! La mesa estaba allí. Así que la compramos por segunda vez, no la amarramos al techo sino que la llevamos en la cabina, y completamos nuevamente el comedor.

No sabemos bien cuantos días estaremos en Chetumal, dependerá de la suerte con mecánicos y burócratas. La camper será sometida a inspección general, cambio de aceite, arreglo de una ventana que no baja, del aire acondicionado, una revision de frenos. Mientras tanto, tramitaremos el permiso de Internación temporal para poder adentrarnos en México legalmente.

Día 15 Arreglo de Quimbas y Laguna de Bacalar

Nota: quimbas=tabas, patas

Según lo planeado, dejamos la vecindad del faro con rumbo a la laguna de Bacalar. Pero primero hay que resolverle las quimbas al camper, que se quejaba de mucho peso y poco aire

Y luego también areglarle las quimbas a Rodrigo, que se queja de lo mismo… Perdiendo aire por gracia de la manta raya.

Muchas gracias a CostaMed por su ayuda con esta emergencia. 5 dias de antibióticos y curaciones y todo seguirá bien.

Llegamos a acampar al Balneario Ejidal Buenavista. La vista (foto introductoria) hace honor al nombre del pueblo. Estas instalaciones pertenecen al Ejido (un modelo de propiedad comunal).

La laguna de Bacalar tiene unos colores únicos, que el celular no alcanza a registrar. Esto se debe a unas formaciones llamadas estromatolitos que, como el coral en el mar, alojan bacterias que oxigenan y producen carbonato de calcio dándole esos colores a la laguna.

El almuerzo estuvo mas o menos

Cris no se lo acabó

(¿ven que dejó la salsa?)

Mañana recorreremos la zona y seguiremos a Chetumal, donde el camper será sometido a arreglos varios antes de adentrarnos en Campeche y Chiapas.

La Vecindad de Mahahual

Hoy no nos dieron ganas de manejar, así que mos quedamos pasando el día con la vecindad que se ha armado en el faro de Mahahual

Tenemos aquí todos los ingredientes de una vecindad: niños, perro, cometa y mar. Y suficientes vecinos para pasarla muy bien.

Entre los vecinos hay una gran variedad de personajes. Chefs, maestras, artesanos, banqueros. Españoles, argentinos, checos.

En el jolgorio a Rodrigo se le ocurrió naturalmente entrar al agua y pisar una raya.

La herida no alcanza a describir el dolor

Tambien tuvimos la suerte de que un voluntario local vino para compartirnos la maravillosa experiencia de liberar a un ave herida (click a continuación para ver el video)

Como decidimos no movernos, hicimos el almuerzo en casa disfrutando de la vista.

Y después de que en el cuartel de la marina (a 100m de distancia) decidieron que la situación de Rodrigo no era tan grave como para hospitalizarlo, regresamos a casa con hambre justo a tiempo para oír el mágico perifoneo : “Sí hay tamales, Sí hay arroz con leche”… Y la cena quedó lista!

Ya nos estamos quedando sin agua en el tanque, así que mañana nos despediremos de la vecindad para ir a la Laguna de Bacalar… Ese es el plan preliminar…

… Mañana les confirmamos

Días 12 y 13 en Mahahual

Ayer decidimos dejar Playa Paraíso, a las afueras de Mahahual para adentrarnos en el pueblo a ver si nos animábamos a quedarnos, y ya vamos para dos noches de “wild camping”. Es decir, estacionados en una playa pública, sin conexión eléctrica exterior, ni baño diferente al del camper.

Tuvimos suerte de tener varios vecinos estacionados en sus campers. Siendo nosotros los novatos, hemos aprovechado para aprender de ellos.

Por ejemplo, aprendimos que si tenemos una manguera para evacuar las aguas negras, escondida en el bumber posterior… Así que Rodrigo se podrá ahorrar las salpicadas. También aprendimos como prender el agua caliente, y como arreglar las goteras.

Mahahual es un pueblo pintoresco, con un malecón bonito y lleno de restaurantes, artesanos y centros de buceo.

El muelle para cruceros (Costa Maya) le aporta sabor al pueblo. Personajes rosados hablando en alemán y montados en segways o bicicletas siempre son divertidos de observar.

Hoy pasamos el día buceando

Y aprendiendo que pedir sopa es mala idea cuando hace mucho viento

También aprendimos que el viento puede ser un gran amigo o enemigo del viajero en camper. Todo depende de como estacione uno con respecto a la dirección del viento. En la dirección adecuada, refresca como aire acondicionado, y ayuda a secar las toallas. En la direccion equivocada, apaga el mechero de la nevera y del calentador del agua. Tambien hay que saber escoger que ventanas abrir y cuáles cerrar para gestionar su feroz rugido y el batir de las persianas.

Nos dormimos esta noche arrullados por las olas. Nuestro próximo destino es la laguna de Bacalar, pero no sabemos exactamente cuando…

Mahahual y la mesa mágica

Hoy dejamos la Riviera Maya rumbo a Mahahual. Las vallas publicitando condominios con campo de golf van quedando atrás para ser reemplazadas por cultivos de maiz, agabe y coco. Nos sentimos adentrándonos al mero México. Aunque vale anotar que Mahahual también es un destino muy turístico, famoso por sus arrecifes para el buceo.

https://www.relive.cc/view/rt10003385267

Paramos en Tulum para hacer mercado y nos encontramos la mesa que nos faltaba para completar el comedor del patio.

La subimos al techo y la amarramos junto al tercer tripulante del camper: la tabla de surf.

Al llegar encontramos que no se llevaron bien… La mesa había desaparecido.

… Como por arte de magia!

Abajo, la desilusionada reina del camper, sin comedor

Hoy también enfrentamos al tercer enemigo de los viajeros en camper – – Recuerden que el agua y las abejas son los primeros 2 – – “los topes” (rompemuelles para los peruanos, policías acostados para los colombianos). Mimetizados en las carreteras sin cuota (peaje), causan estragos en la decoración interna

Mañana visitaremos el pueblo. El mismo donde arrancó esta aventura en Diciembre.

Dia 10: Quinta Avenida y Regreso a Casa

La quinta avenida de Playa del Carmen es una calle peatonal con mucho movimiento. Es fácil imaginarse que originalmente era pequeña y pintoresca. Hoy tiene 4 km y los comercios locales convivem con grandes marcas internacionales.

Anoche la recorrimos y se sentía un poco como La Florida, en Buenos Aires, por el acento alrededor. Así que la cena tuvo que ser pizza, pues a esa hora no aguantamos un bife.

Esta mañana no se veían argentinos. La avenida fue tomada por jubilados canadienses, así que la opción de desayuno era obvia.

Luego regresamos en colectivo a Paamul. Con la incertidumbre del refri.

https://www.relive.cc/view/rt10003367467

El plan era seguir a Mahahual, pero ya era medio día, y preferimos evitar la noche en la carretera, así que nos dedicamos a actividades culturales.

Conversación en la Catedral, por recomendación del Maestro Manrique.

Mañana dejaremos la riviera Maya rumbo a Mahahual

El resumen de la travesía

https://www.relive.pcc/view/rt10003367467

¿Y el refri? – – bien, la platica del mercado no se perdió… Y la casita, tal como la dejamos

Días 8 y 9: Cozumel y “Plasha del Carmen”

Ayer el día arrancó con un colectivo Paa Mul – Playa del Carmen para tomar el Ferry a Cozumel.

Cambiamos nuestra opinión de “Plasha”. Resultó una ciudad de extremos: lleno de Canadienses y Argentinos! Muy buen ambiente en la Quinta Avenida, y una bonita playa pública en el centro

Para llegar a la isla de Cozumel hubo que dejar el camper atrás (por eso el colectivo). Así que tocó quedarnos en uno de esos decadentes hoteles de cadena que tanto odiamos

Igual nos comportamos como en el trailer park

Pero para qué, la niña quedó impresionada

Estas vacaciones de nuestra rutina sirvieron para recordar como se siente el agua caliente y el room service… y ver TV en un televisor, no un Ipad.

Durante el resto del día hicimos lo que se hace en los resorts: asolearse

Y criticar a los otros huéspedes

En concordancia con este estilo, nos hicimos a un auto deportivo para recorrer la isla

Cozumel tiene la misma población que la isla de San Andrés en Colombia (80.000) pero más de 10 veces su extensión (650 Km2). Hay hoteles de todo tipo, incluyendo resorts de primer nivel, pero no está sobre-densificado. Tal vez se deba a que hay mucho más arrecife y playas de rocas, que playas de arena (que también las hay), y a que buena parte de su territorio es una reserva natural y un ejido (tierra comunal agrícola). El ejido ha anunciado que dedicará 4.000 has. a sembrar marihuana… Así que el turismo podría aumentar.

Se nos olvidó revisar si la nevera quedó funcionando cuando desconectamos el camper ayer. Esta noche dormimos en Playa del Carmen con la inquietud de si mañana encontraremos mercado o una emergencia sanitaria