Dia 7: Paamul

El día arrancó con retos técnicos.

Había que resolver lo de la nevera a gas. Nada que nos pueda quedar grande, sobretodo lidiando con tecnología de punta.

La marca lo dice todo.

El trabajo arduo y exitoso se merece un premio, un descanso a tanto estrés

Luego de arreglar la nevera, pudimos seguir con el plan de margaritas. Por primera vez en esta semana, se logró hacer lo planeado: nada

Hoy no recorrimos ni un Km. Mañana la camper se queda aquí descansando, mientras vamos en ferry a Cozumel

Playa del Carmen

Anoche logramos hacer funcionar el sistema eléctrico de 110v de la casa… Nuestras habilidades ingenieriles nos permitieron ver que el problema era un adaptador.

Pero cuando una cosa funciona, la otra no. La nevera, que opera con electricidad y gas, dejó de funcionar con gas… Obviamente cuando eataba llena de verduras y lácteos.

El “highlight” del día fue la lavandería en Playa del Carmen. Aquí Rodrigo emocionado con la lavanderia de autoservicio

Y compramos sillas para el comedor

… Ahora falta la mesa.

“Playa”, como lo llaman los locales, parece una versión diluida de Cancún. No nos entusiasmó mucho, así que seguimos para Paamul, donde ya estuvimos en Diciembre. Aquí hay un bar con buenas margaritas y playa a 20m del camper. Así que mañana nos dedicaremos a eso, mientras descubrimos como hacer para llegar a Cozumel.

… Y nos comeremos todas las verduras y lácteos!

Y parece que aquí el Internet jala bien, así que esperen muchas fotos en el próximo post.

Dia 5: Cancún

Anoche descubrimos el problema de llegar de noche al camping. Habían muchos espacios para estacionar, y elegimos el peor. ¿Si ven por qué?

… Dormimos algo torcidos, y hacer el desayuno no estuvo tan fácil.

Luego de cargar gas y recoger el tapete nuevo, Waze nos llevó en tour por las peores zonas de Cancún. Nos pareció que debíamos aprovechar el día de sol en la zona fresa (pituca/gomela), pues mañana lloverá.

Fuimos a dar a playa delfines por recomendación de nuestro amigo Santiago. Muy buen tip, linda playa.

Terminamos el día contemplando la caída del sol

Hemos venido muchas veces a Cancún, y es difícil encontrarle la gracia. “Esto no es México”, dicen muchos. El consumismo y frivolidad de la zona hotelera compite con Las Vegas. En esta visita pudimos ver la otra cara de Cancún, más humana y tan mexicana como muchas otras ciudades que hemos visitado. Gente amable, feliz, y relajada, con grandes contrastes de riqueza y pobreza.

Tal vez eso explique por que nuestro único amigo cancunense es tan hipster que pasa desapercibido en la Roma.

Mañana salimos para Playa del Carmen, y luego Mahahual, vía Cozumel… Pero todo puede cambiar.

De regreso a Cancún

Hoy fue un día de buena comida, mucha carretera y discusiones constitucionales con la autoridad.

Salimos del “Vocho Hotel & Trailer park” hacia el centro de Valladolid a arreglos varios de la camper y a mercar. Aprovechamos para despedirnos de la gastronomía Yucateca en el Mesón del Marquez, lindo hotel (foto arriba) con muy buena comida

Aprendimos que Google Maps y Waze no manejan el cambio de zona horaria, por lo que al dejar Yucatán, para entrar a Quintana Roo, íbamos una hora tarde para recoger los calzones de la camper (tapete nuevo para la sala).

Y tan de buenas que nos paró la policia municipal de Cancún. Con un sublime estilo cantinflesco nos explicó los principios de la Constitución Mexicana (se detuvo en particular en el art. 21), los derechos humanos, y el código de policia… Todo para explicarnos que la camper se iba al corralón por no incumplir ninguna norma en específico.

Pero los vencimos en juicio al explicarle que el Estado de Quintana Roo no requiere un permiso de Internación temporal para la camper. Citamos artículos encontrados en Google con tal elocuencia que el Licenciado Manrique estaría orgulloso de nosotros.

Pero de poco sirvió, porque llegamos cuando la tienda estaba cerrada… Así que pasaremos la noche con Netflix en Cancún

Para los que se interesan en la ruta, y más fotos

https://www.relive.cc/view/rt10003289343

PD: el poli no quiso posar para la selfie

Yucatán & Ruinas

Yucatán tiene una magia especial. Valladolid es una versión en miniatura de Mérida. Sin mansiones, pero con casas e iglesias coloniales sobrias y pintorescas.

Pero sobretodo, Yucatán es Maya. Se respira, y se oye lo prehispánico.

Chichén Itzá es impresionante. El manejo del sonido, con ecos frente a la Pirámide y dentro del campo de juego de pelota, es tan mágico como el mejor de los shows. Estando allí no es difícil imaginarse esta ciudad con vida.

Nos explicaron en los equinoxios se puede observar a Kukulcan (a.k.a. Quetzacoatl, el del escudo en la bandera Mexicana) bajar por el lado de la pirámide. Es verdad, está en Google: https://youtu.be/q0kOyGZxKh4

También nos dijo el guía que Kukulcan era un hombre; probablemente un Vikingo. Si bien eso explicaría algunos de los comportamientos de nuestro amigo Sebastian, no nos lo creímos mucho.

Menos conocido, pero aún más maravilloso es Ekbalam. Es menos fotogénico, pero más sobrecogedor, pues se ven restos de los murales.

Ekbalam producía a los escribas que asesoraban a los líderes de otras ciudades estado mayas, tal vez por eso Rodrigo se sintió identificado.

La comida Yucateca es absolutamente espectacular. Seguimos el menú recomendado por nuestro amigo Cesar Alexandre: Queso Relleno (foto abajo) Poc-chuc, pan de chaya, y los campeones tamales de cochinita pibil

En estos días también aprendimos de un segundo enemigo de los viajeros en camper: las abejas. Descubrimos un panal encima de la cabina. Gracias a YouTube encontramos como deshacernos de ellas. Fue una maniobra peligrosa en la que no hubo heridos gacias a la agilidad y velocidad de Rodrigo, pero perdimos un tupperware en la batalla… las abejas se encabronaron un poco y no lo devolvieron.

Dia 2: Tulum

Muy a las 12, el encanto del circo se acabó, había que volver a la realidad del “budget traveller”. Un Pemex sobre la autopista a Tulum nos acogió con cariño.

Aprendimos que los camioneros hacen mucho ruido, sobre todo en la reversa, pero también al encender el motor a la 1 AM, a las 3, a las 4…

Al dia siguiente emprendimos camino a Tulum. Visitamos ruinas y almorzamos pescado con los pies en una maravillosa arena blanca.

Aquí el recorrido, y más fotos

https://www.relive.cc/view/rt10003242666

Terminamos el día en el eco-camping Valladolid, listos para la aventura Yucateca

De Paseo Por México

El plan es sencillo: 3 meses (más o menos) para cruzar México, California y Arizona. Arrancamos en Cancún, y veremos hasta dónde llegamos. 90 días en una casa de 6 m2… ¿Qué puede salir mal?

Nos entregaron el camper en Chetumal (frontera entre México y Belize), y la llevamos hasta Cancún mientras pasamos Navidades y Carnaval de Riosucio.

La primera noche en el camper no estuvo nada mal

Nos dormimos a oscuras y con el sonido del mar, y nos despertó el gallo del vecino para ver este amanecer